Vigila el gasto de tu tarifa de datos


La tarifa de datos, nuestra conexión 3G, se ha convertido prácticamente en imprescindibles en nuestros Smartphones y Tablets. Aunque los lugares con conexión Wi-Fi (Casa, trabajo, cafeterías…) van en aumento no nos asegura disponer de ella en cualquier lugar por lo que la posibilidad de mantenerte conectado en todo momento estés donde estés se pierde.

Tenemos muchas aplicaciones que consumen megas de nuestra tarifa de datos contratada, es lógico, para eso la contratamos pero en ocasiones hacen un uso abusivo de ellas o realmente no sabemos ni que lo hacen porque tenemos opciones de actualización activadas por defecto.

Aplicaciones que descargan mucho contenido como Pulse (gestor RSS) pueden hacer un uso intensivo de nuestro plan al inicio ya que necesitan descargar una gran cantidad de información al principio para comenzar a realizar su función por lo que con este tipo de aplicaciones es recomendable realizar su instalación, configuración y sincronización bajo una red Wi-Fi. Una vez esté todo configurado ya podemos decir que se actualice mediante 3G ya que pequeñas actualizaciones no supone un gran problema, aunque generalmente poseen la opción de actualizarse cuando estemos conectados mediante Wi-Fi.

Otras apps que usan de forma considerable nuestro plan de datos son aquellas que destinamos para la nube como por ejemplo Dropbox. Con estas aplicaciones tenemos cantidad de información en todo momento pero tened en cuenta que en muchas ocasiones pueden ser fotos o documentos pesados y aunque estemos con Wi-Fi si la señal se pierde tirarán de nuestra conexión 3G para continuar con la subida/bajada de archivos.

Otro grupo de aplicaciones que aumentan el número de MB consumidos de nuestro plan son las de las redes sociales ya que en ocasiones las usamos para subir fotos que tenemos en el móvil. Está claro que no pasa nada por subir una foto, pero si tienes un buen montón de fotografías por subir la mejor opción es pasarlas al ordenador y subirlas desde allí.

Por último, en el caso de Android, tenemos las actualizaciones automáticas del Market, esta opción está muy bien para no tener que estar pendiente de actualizar nuestras aplicaciones manualmente pero al mismo tiempo si se realizan las actualizaciones generalmente desde nuestra conexión 3G puede suponer un gran gasto de MB. Una opción sería desactivar las actualizaciones automáticas o mantener sólo aquellas que consideremos indispensables.

En conclusión, está claro que nuestra conexión 3G está para usarla y disfrutar de ella pero con estos consejos que no cuestan tanto tener en cuenta podemos evitar que nos restrinjan la velocidad antes de finalizar el mes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *